sábado, 28 de noviembre de 2009

mujeres de portada

Ms. HUFFINGTON, of The Huffington Post, on NPR’s Talk of the Nation.
Mucho se ha hablado estos días de las mujeres y de sus derechos. Precisamente una mujer, ocupa las portadas de los periódicos canarios y nacionales, y está siendo noticia a nivel mundial, por su decisión tenaz de permanecer en huelga de hambre como protesta porque le impiden regresar a su casa, en El Sahara. Siempre intento huir de alagar de forma desorbitada los méritos que hacen las mujeres, sólo por el hecho de ser yo una de ellas. Pienso que hay hombres y mujeres maravillosos como los hay que no lo son tanto. Por ello es que siento respeto a la hora de poner en mi boca alguna frase feminista que hable en nombre de todas. Pero si he querido dedicar éste artículo a las buenas mujeres, y a las mujeres inocentes. A las que llegan a casa agotadas por las noches después de haber unido un turno que debería ser partido y les queda voluntad para bañar a sus hijos, hacerles la cena y leerles un cuento, a las que cuidan de los ancianos con un cariño innato sin pudor mejor incluso que sus propios familiares, a las que abandonan su trabajo después de haber luchado mucho por el puesto porque su jefe/a no le concede las horas de lactancia que por ley, le corresponden a ella y a su bebé, a las que caminan 30 kilómetros en África para buscar agua para su familia, a las que soportan un burka sin preguntarse por qué, a las que saben porqué y lo soportan, a las que callan su dolor para que la familia no sufra, ya que saben que son ellas la columna vertebral del hogar, a las mujeres que pasan hambre por la libertad del Sahara, a las que soportan solas el dolor de un parto o de un cáncer de mama, a las mujeres que aguantan por amor hasta que no aguantan más, a las madres muy jóvenes y a su entereza para que no les afecten las miradas alcahuetas de desdén e intolerancia, a las que luchan porque sus hijos sordos, con TDH o algún problema que les impida desarrollarse con total normalidad, se puedan desarrollar con total normalidad… Se que estas mujeres existen porque las conozco y seguro que ustedes conocen a muchas más. Son nuestras heroínas, y eso que intento también huir de decir, incluso de pensar, que en hombres y mujeres hay diferencias naturales, pero es que hay algunas que parecen tener superpoderes...Es horrible pensar que en cualquier momento, podamos encontrarnos con la frecuente noticia de que otra mujer ha sido asesinada por su pareja sentimental, es algo tan íntimo y a la vez tan social, tan privado pero tan de todos… Es como la decisión de Aminatu de permanecer en huelga de hambre, hay quien critica que ella lo ha decidido y por tanto nadie debe meterse ni siquiera el gobierno, pero, nos empuja a actuar por esta causa la misma responsabilidad que tenemos asumida cuando en un domicilio privado una mujer decide aguantar las palizas de su pareja. Yo daría todo lo que tengo por la mitad del valor que tiene Aminatu para luchar por lo que cree. No puedo acabar sin enviar un fortísimo abrazo a todos los hombres y mujeres que de la mano, y sin usarlas para destruirse, siguen construyendo cada día la verdadera igualdad.

2 comentarios:

Mario dijo...

Mi pleitecía ante tanta dulcura en sus líneas, me rindo antes sus encantos peridos en los Jardines de la Alhambra . . .

Fran dijo...

Hola Gara, gran recordatorio el que has hecho de una inmensa parte de las mujeres. Sin duda lo más dramático de esta situación son las asesinadas por sus parejas, pero estas son sólo la punta de una enorme montaña de injusticias que habrá que arreglar si algún día queremos acabar con esta situación. Mientras tanto miles de millones de mujeres callan y soportan, qué grande que te hayas acordado de ellas.